Comunidade Servos de Maria do Coração de Jesus

Comunidade Servos de Maria do Coração de Jesus

Nuestra historia

Nuestra historia

    La Comunidad Siervos de María del Corazón de Jesús fue fundada por los señores Ana Rita Otaviano Tavares de Melo y José Tavares de Melo, llamados por todos de Maezinha y Paizinho. Ambos son oriundos de familias católicas de firmes principios morales y religiosos.
Su historia de amor, preparación remota de la obra dela Comunidad Siervos de María del Corazón de Jesús, comenzó desde que se conocieron en 1954 cuando José tenia nueve (09) años y Ana Rita seis (06).
    En 1967 casaran y tuvieran una hija y tres hijos hombres. Dedicaran se asiduamente y con suceso  a sus actividades empresariales sin descuidar  de la educación de sus hijos y sin cerrarse de las necesidades de los más pobres. 
    En 7 de Enero de 1972 muere Paulinho hermano de Maezinha dejando una profunda herida en su corazón.
    El secuestro y sucesiva liberación de  doña Neda, mamá de Maezinha, ocurrido en febrero en 1989, fue la preparación inmediata para el llamado de Dios, pues hizo con que nuestros fundadores se desapegasen de sus bienes materiales. En febrero de 1995, Maezinha entrando en el cuarto donde estaba hospedada, junto a un convento jesuita en ocasión de un evento de espiritualidad, oyó distintamente e externamente una voz femenina muy suave que le decía compasadamente las siguientes palabras:" Hija, tendrás una gran misión de cuidar de los enfermos." Ella luego reconoció que se trataba de la Madre de Jesús, la Virgen María. Este fue el llamado de Dios a desapegase también de todos sus planes y sus actividades empresariales y a pasar por en cima de sus temores y de todas sus voluntades y marcó el inicio de una profunda vida de oración. 
    Tenido recibido una confirmación del llamado a través de una señal, en el día siguiente, acompañada espiritualmente por su director  Pe. José Abner Andrade y por Monseñor Marcelo Pinto Cavalheira, entonces Arzobispo de Paraíba, inició la visita diaria a los enfermos en los hospitales y en seguida a los enfermos espirituales en la cárcel Roger de Joao Pessoa y, por fin, tomando a serio las instrucciones misioneras de Jesús a sus doce apóstoles contenidas en Mt: 10, juntamente con Paizinho, salieran a las ciudades de la Paraíba, formando grupos de oración del rosario y de misión, con las personas del lugar visitado.
    Cuanto más nuestros fundadores se dedicaban a la obra de evangelización, tanto más se sentían presionados por el amor de Cristo (2 Cor: 5,14), que viendo las multitudes quedó tomado de compasión porque estaban  enflaquecidas y abatidas como ovejas sin pastor y dice: "¡Tengo piedad de esta multitud"! (Mt: 15,32b, 9,36). Constataron con un profundo dolor la causa de tantos males en las familias, la frialdad de la fe, los sacrilegios  perpetrados contra la Santísima Eucaristía, especialmente comuniones mal hechas, abandono de la iglesia para las sectas, supersticiones, inmoralidad desenfrenada, infidelidad a los compromisos, inconstancias en el bien, gran fragilidad frente a las propuestas de agresiones del mundo, la falta de oración, Pan, Palabra sana y doctrina, pues "el hombre no vive solo de lo material, pero de todo aquello que sale de la boca del Señor." (Dt: 8,3b). Desde el comienzo de su actividad misionera, los fundadores fueron siempre acogidos y sostenidos cariñosamente por el Pe. Severino Alencar Leite, vicario parroquial de la ciudad de Condado, interior de la Paraíba, que seria más tarde co- fundador de la obra.
    En 21 de septiembre de 1997, día del apóstol San Mateo, estando en un santuario mariano, nuestros fundadores conocieron los futuros co- fundadores de la comunidad: Pe. Lorenzo D' Andrea y  Hermana Bettina Knapp. Fue en aquel mismo lugar, durante un momento de oración que Maezinha sintió el pedido del Señor de fundar una comunidad misionera y contemplativa. En octubre de 1999, inició la primera experiencia de vida comunitaria de algunos misioneros. Luego inició encuentros de evangelización y retiros de una semana en la Granja Paraíso, donde Ana Rita y José por su dedicación pasaron a ser llamados cariñosamente por muchos de "Maezinha" y "Paizinho".
    En  21 de marzo de 2000 la Comunidad fue aprobada oficialmente por el Arzobispo Monseñor Marcelo Pinto Cavalheira. En 13 de octubre de 2001 inició el Ramo Contemplativo Femenino. En Enero de 2003 fueron consagrados los primeros hermanos(a) misioneros(a) célibes(a). En 11 de febrero de 2009 fue inaugurado el Ramo Contemplativo Masculino.

 

Facebook

Instagram

Twitter